whatsapp logo

Pese a que la mayoría de los traders son capaces de ganar 1.000€ o 5.000€ de forma repetitiva, (dependiendo del tamaño de la cuenta con la que empiezan), la mayoría terminan como un pescador que pesca un pez y luego lo devuelve al río. Por otro lado, los profesionales, también hacen 1.000€, y luego consiguen otros 1.000€ y así sucesivamente, creando un flujo continuo de ingresos. La diferencia principal entre ambos reside en la forma en la que afrontan los problemas comunes, y el paso de inconsistencia a consistencia. 

 

CENTRARSE EN LO QUE NO ES EL ÚNICO OBJETIVO

Como trader, tu objetivo es centrarte en tu operación y no quedar atrapado pensando en cómo de grande es tu cuenta. En el trading, el propósito es ejecutar las entradas y salidas de las operaciones de forma profesional, según has practicado, y gestionar correctamente tu operación una vez estás dentro, tomando beneficios donde indica tu plan de trading y moviendo el stop de forma correcta.

En el momento en que uno empieza a pensar en el dinero, las emociones entran en juego. Tomas beneficios muy pronto, realizas pérdidas demasiado tarde, dejas pasar operaciones válidas o realizas otras que no deberías. Tu enfoque se ha movido de la única cosa que puede hacerte ganar dinero de forma consistente: seguir tu plan.

Todos los problemas que te presento a continuación están relacionados con tener un enfoque incorrecto, pese a que pueden estar disfrazados de alguna otra manera.

 

PENSAMIENTO HACIA RESULTADOS INMEDIATOS

Es frecuente que los especuladores se desvíen del plan porque buscan resultados inmediatos. Supón que quieres ponerte en forma y empiezas a ir al gimnasio. Vas unos días, pero al no ver ningún resultado inmediato, dejas de ir. Unos meses después, lo retomas, sucede lo mismo, y no vuelves a ir. Esta rutina se repite hasta que, o bien te rindes por completo, o bien, eliminas tu pensamiento cortoplacista.

En el momento en que tu pensamiento está en obtener resultados inmediatos, y no en el proceso, constantemente vas a perder el dinero que ganas por otro lado, entrando en una serie de rachas ganadoras y perdedoras que parecen ser aleatorias. Si operas para hacer algún dinero rápido y lo consigues, todavía tienes problemas. Todo esto se debe a que tu pensamiento no está en el lugar correcto. Debes enfocarte, tanto en el caso del gimnasio como en los mercados, en implementar y gestionar tu plan en cada una de las operaciones, cada uno de los días.

Si haces lo correcto, que es seguir tu plan de trading y que tu único objetivo sera ejecutarlo sin fallos, los objetivos a largo plazo están garantizados.

 

MIEDO, Avaricia y otros factores psicológicos

Realizar una operación en los mercados financieros supone menos de 5 segundos de actividad física (entre poner las órdenes y ajustarlas si es necesario). Si por ejemplo haces cinco operaciones en dos horas, habrás necesitado unos 25 segundos de trabajo. El resto del tiempo, estás jugando, pensando o haciendo cualquier otra cosa. Casi 7200 segundos durante los que no estás operando, pero a su vez, 7200 segundos para tener la oportunidad de fastidiarla si no te mantienes centrado.

Esta es la razón por la que se recomienda estar totalmente centrado durante la actividad de especulación, bien sean esas dos horas para un daytrader, o el rato diario que el swing trader dedique a ver los mercados y gestionar sus operaciones, haciendo que la actividad no se prolongue más de la cuenta, o de lo contrario, perderemos el nivel de atención y los errores aparecerán.

Pensar es bueno mientras operamos, pero debe estar enfocado en cómo implementar el plan de trading en las condiciones de mercado actuales. Si pensamos en cuánto dinero llevamos ganado o perdido, el coche que queremos comprar, facturas por pagar, la pérdida de ayer o la racha tremenda de ganancias en la que estamos, significa que estamos fuera de juego. No significa que la siguiente operación vaya a ser perdedora, dado que el mercado puede producir gran cantidad de ganancias aleatorias. Significa que estamos en un estado en el que lo más fácil es que vayamos a devolver los peces al río, devolvamos las ganancias que hemos conseguido. Y esto crea gran toxicidad psicológica, nos separa de ejecutar el plan de forma adecuada, resultando en tener rachas ganadoras y perdedoras de forma aleatoria.

Casi todos los problemas psicológicos en el trading pueden ser arreglados eliminando todos estos pensamientos excepto el de ejecutar el plan de trading sin fallos. No cometas fallos, aunque te resulte difícil de hacer. Cuando sientas que tu mente vaguea y se despista, tráela de nuevo a lo que estás haciendo. Cuanto más repitas esto, más fácil te acostumbrarás a ello, más centrado estarás y la cantidad de dinero ganado que vas a devolver al mercado será mucho menos.

 

busca, Planea, repite

La mayoría de los problemas en el trading tienen que ver con tener nuestro pensamiento y centrarnos en el aspecto equivocado. Los traders se disperan del objetivo al pensar en varias cosas, a veces el dinero o en los resultados inmediatos. A muchos de nosotros nos dijeron que pensar en estas cosas es bueno, que nos mantiene motivados. Pero en realidad, es una forma de ansiedad que crea toxicidad psicológica.

Como especulador, tu único trabajo es definir y probar un plan de trading ganador. Cuando te demuestres a ti mismo lo es, céntrate en llevarlo a cabo a la perfección. En tu tiempo libre, puedes pensar en lo que quieras, pero cuando estés delante de la pantalla para operar, trae tu mente al objetivo de ejecutar tu plan de forma precisa. Esta es la única manera de que tu plan de trading consiga los ingresos que es capaz de producir.

El método inviertenbolsa

Inviertenbolsa

Written by Inviertenbolsa